LOS DODGERS van con todo a romper su sequía

Los Dodgers de Los Angeles están cansados de esperar por una corona… y tienen toda la razón para sentirse así.
Desde 1988, cuando Kirk Gibson y Orel Hershiser impulsaron a los Dodgers al campeonato, los californianos han esperado la anhelada corona.
Y han quedado como subcampeones en dos de las últimas tres campañas.
Pero este invierno hicieron un movimiento atrevido para agregar ingredientes y lograron un cambio por el jardinero Mookie Betts desde los Medias Rojas de Boston.
Ahora, junto a Cody Bellinger, los Dodgers tienen dos de los cinco mejores peloteros del negocio.
¡Ahora o nunca realmente!
Bellinger viene de otro año de JMV y Betts ha hecho eso en el último lustro en la Liga Americana.
Junto a Corey Seager, Justin Turner y A.J. Pollock, los Dodgers tienen los bates necesarios para ganar la División Oeste de la Liga Nacional sin muchos problemas.
Y eso que todavía no hemos comenzado a hablar de su rotación abridora.
El equipo tiene talento de sobra, al punto de que tienen no cinco sino seis abridores.
Clayton Kershaw no ha estado muy saludable en las últimas dos campañas, pero se mantiene como uno de los mejores del negocio y con un 2020 estable, puede ser más que relevante en las aspiraciones de los Esquivadores.
Walker Buehler podría disputarle el puesto del mejor brazo del equipo y proyecta una campaña que ronde los 15 triunfos y más de 200 ponches, igual que Kershaw.
Se quedaron con David Price en el cambio de Betts y aunque tendrán que pagar la mitad de su salario, un cambio de escenario podría ayudarle a recuperar su efectividad.
Con Julio Urías, Ross Stripling y Alex Wood, los brazos californianos apuntan a estar descansados la campaña completa.
Para cerrar los partidos, los Dodgers cuentan con Kenley Jansen, quien no necesita demasiadas cartas de presentación.
Pedro Báez y Joe Kelly son los preparadores de mesa de un equipo que podría terminar el 2020 como campeón de las mayores.

Created with Visual Composer