Robin Bernstein Cautivada por el béisbol

Una mujer encantadora y de excelente trato personal, la Embajadora Robin Bernstein es ya “Una aliada del béisbol.
Su casa cuenta con un museo personal, que cuenta con fotos, gorras y guantes autografiados por grandes peloteros.
Se observan fotografías de Vladimir Guerrero, último jugador de RD en llegar a Cooperstown, y de su hijo Vladimir, quien comienza su carrera en Toronto.
Convocó a periodistas deportivos para un encuentro informal.
Nada de declaraciones oficiales, y simplemente para escuchar opiniones sobre qué cosas faltan por hacer para que nuestro béisbol y nuestros jugadores sigan el camino del éxito.
“Me encanta la República Dominicana, su gente… Y claro el béisbol”, dijo muy emocionada.
De lo que se conversó saldrán planes e ideas que en el futuro serán de gran ayuda para el país y el desarrollo de esta industria tan importante.
Durante el encuentro, la embajadora compartió los detalles de SAFE (Sano, asegurado, formado y exitoso), una iniciativa de la Embajada de los Estados Unidos que busca proteger y asegurar el futuro de los atletas jóvenes y fomentar el desarrollo de los deportes en la República Dominicana.
Asimismo, presentó a los asistentes un área en su residencia dedicada a celebrar el deporte, en especial el béisbol y el baloncesto, la cual incluye artículos deportivos de colección de varios jugadores dominicanos.