Camilo Sesto: El hombre que amó el talento de República Dominicana

SANTO DOMINGO.-El cantante español Camilo Sesto murió la madrugada del domingo a los 72 años de edad, dejando un legado musical que lo llevó a estar en la lista de los más importantes músicos de la industria latina.
Con más de 40 discos publicados y más de cien millones de copias vendidas, Camilo Sesto supo hacer una carrera en la que hoy ya es recordado como “un genio, sencillo, humilde, capaz y muy trabajador”.

El artista, que llevaba años aquejado de problemas renales, siempre estuvo ligado a República Dominicana y se convirtió en el protector de la cantante dominicana Ángela Carrasco, a quien descubrió en un “casting” en el año 1975, cuando buscaban los actores para el musical “Jesucristo Superstar”, donde él era protagonista.

Desde ese entonces se convirtió en su amigo y productor musical, escribiendo para ella grandes canciones que fueron éxitos en la voz de la dominicana, que siempre lo vio como su gran maestro.

El empresario artístico César Suárez habla de él como un gran artista, un ser humano humilde y disciplinado, alguien que se adentraba en su trabajo y solo salía de su hotel al concierto y a las ruedas de prensa que eran organizadas a su llegada.

Con César Suárez

Recordando aquellos momentos en que lo trajo a cantar al país, el empresario dice que la primera vez que le abrió un escenario para que cantara fue en el año 1975 y desde ese entonces siguió viniendo para presentaciones hasta el año 79.

Suárez cuenta que en 1982 Camilo Sesto vino al país al hotel Dominican Fiesta y allí se enamoró de la voz de Maridalia Hernández, con quien regrabó su tema “Enredados”, y fue por esta unión musical que se la llevó a Puerto Rico a cantar con él en varios conciertos.

“En el año 1984 yo tenía un gran concierto con él para celebrarse aquí los días 23 y 24 de abril de ese año, junto a Ángela Carrasco, pero entonces se da el levantamiento del pueblo en contra del gobierno de Jorge Blanco y me vi en la obligación de suspenderlo”, cuenta el empresario.

Para 1985 se planteó el mismo concierto en el que Camilo Sesto vendría al país a cantar: “Pero estando él en Colombia agotando parte de esa gira lo llamaron que su hijo estaba enfermo y se fue a Madrid; se volvió a suspender otro concierto suyo, ya para entonces no se presentó más en el país”.

En el año 2009 una empresa envió notas de prensa anunciando a Camilo Sesto para actuar en suelo criollo, pero esa presentación tampoco fue posible.

Estaría en Puerto Rico

Ayer el diario “Primera Hora” de Puerto Rico anunció que devolverán el dinero del concierto que Camilo Sesto tenía anunciado para el 21 de noviembre, en el coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.

Camilo Blanes Cortés, su nombre artístico, además de cantar con Ángela y Maridalia estuvo en la interpretación de muchos merengueros dominicanos, pues grabaron sus temas en versión merengue artistas como Héctor Acosta, Benny Sadel, Amarfi, el Jeffrey, Sergio Vargas, Tulile, Sandy Reyes y Verónica Medina, entre otros.

Velatorio

Según un comunicado colgado en su cuenta de Twiter, hoy lunes 9 de septiembre será instalada la capilla ardiente en S.G.A.E., calle Fernando VI núm. 4, en Madrid; de 11:00 a. m. a las 20:00 horas, para aquellos que quieran darle el adiós.

Su último disco lanzado fue un recopilatorio titulado “Camilo 70”, un disco con 60 canciones que abarca la vida musical del fallecido artista.

En 2018 hizo el disco “Camilo Sinfónico”, que aunque no se le dio mucha promoción tiene importantes duetos musicales.

Aunque la causa de la muerte del cantante fue un fallo renal, por el cual ya mantenía un delicado estado de salud desde hacía varios años, su manejador Eduardo Cuervos explicó: “Cerca de la 1:30 de la madrugada le dio un fallo cardiorrespiratorio, pero lo pudieron recuperar.

Ya a las 4:30 de la mañana le dio otro paro que no resistió. Ahí murió”.

Muerte

— Pedido

Recordado por temas como “Algo de mí”, “Vivir así es morir de amor”, “Dónde estés con quién estés” o “Perdóname”, Camilo pidió en su última entrevista que lo recordaran como un amigo que entró en la casa de todos.