Cristina Kirchner se reúne en Cuba con Raúl Castro

Cristina Kirchner se reúne en Cuba con Raúl Castro

La senadora argentina Cristina Fernández de Kirchner se reunió este lunes en La Habana con Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista de Cuba.

El encuentro se dio en el marco del viaje que hizo a la isla la exmandataria sudamericana para visitar a su hija, Florencia, que se encuentra allí haciendo un tratamiento médico debido a una compleja enfermedad.

El encuentro entre los dos exmandatarios fue informado a través de Twitter por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en un mensaje protocolar que no dio detalles sobre los temas abordados.

Cristina Fernández está en territorio cubano desde el pasado 14 de marzo y prevé quedarse durante una semana. Si bien no tiene prohibido salir de Argentina, notificó su viaje ante los distintos juzgados en los que se la investiga por diversas causas.

“El permiso [judicial] vence el 22, así que con seguridad el viernes va a estar acá“, declaró su abogado Carlos Beraldi. Además añadió que “hasta el momento no tiene ningún elemento que implique una prórroga” de ese tiempo.

El mismo día en que partió hacia Cuba la expresidenta publicó un video en sus redes sociales en el que daba cuenta de la situación de su hija. Si bien no reveló cuál es la enfermedad que la aqueja, señaló que Florencia debió quedarse internada en la isla porque su estado de salud le impedía viajar en avión.

También atribuyó esta situación a la “persecución” judicial contra la joven de 29 años. “Les pido a los que nos odian o que nos ven como enemigos que por favor se metan conmigo, pero no con ella“, concluía el mensaje de la senadora.

Las causas en contra

Cristina Fernández está imputada por diversas causas, algunas incluso llegarán pronto a juicio oral. La mayoría se inscriben dentro de la figura de “asociación ilícita” y la acusan por presuntos hechos de corrupción durante sus dos presidencias.

Florencia, particularmente, está involucrada en la investigación denominada Hotesur, con su madre y su hermano. Los tres están acusados por “asociación ilícita y lavado de dinero” junto al empresario Lázaro Báez.

Según el expediente judicial, Báez habría comprado propiedades de la familia Kirchner con recursos que recibió por contratos de obra pública. Con esos ingresos, se compraron hoteles en los que luego el empresario pagó por habitaciones para lavar dinero.

La exmandataria ha denunciado en repetidas ocasiones que estas acusaciones son una persecución política en su contra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *