Home » Internacionales » Elena Poniatowska: “El PRI llegó a la Presidencia de México para quedarse”

Elena Poniatowska: “El PRI llegó a la Presidencia de México para quedarse”

Elena Poniatowska: “El PRI llegó a la Presidencia de México para quedarse”

La escritora habla de la corrupción y el crimen organizado en México, y afirma que cree “en los jóvenes mexicanos, ya que en ellos se encuentra el futuro de nuestro país”.

La primera vez que tuve la oportunidad de conversar con la escritora y periodista mexicana Hélène Elizabeth Louise Amélie Paula Dolores Poniatowska Amor, mejor conocida como Elena Poniatowska, fue en enero de 2014 en su casa ubicada en el barrio de Chimalistac, en la capital del país azteca. 

En aquella ocasión, la acreedora del Premio de Literatura Miguel de Cervantes me ofreció una taza de café, contestó un par de llamadas telefónicas de “quién sabe quién” e, incluso, recibió a un par de estudiantes que “preguntaron cualquier babosada que, seguramente sus profesores, les dejaron de tarea”.

Con el buen humor que la caracteriza, Elena accedió a platicar vía telefónica desde EE.UU., reiterando que tiene muy poco tiempo porque asistirá a un evento literario al que fue invitada. Durante la conversación, la autora de ‘La noche de Tlatelolco’ habló de la corrupción y el crimen organizado en México y hasta se tomó el tiempo de nombrar a sus grandes amigos y colegas.

“Un país formidable que ya no percibo”

A lo largo de su trayectoria periodística, Poniatowska ha tenido la oportunidad de entrevistar a los principales actores políticos y sociales del mundo, entre ellos destacan el expresidente de Venezuela Hugo Chávez; pintores como David Alfaro Siqueiros, Frida Kahlo y Diego Rivera; el escritor Juan Rulfo y las actrices Dolores del Río y María Félix.

Un grupo de jóvenes se aglutina en la Plaza de las Tres Culturas en la Ciudad de México, 3 de octubre de 1968 / AP

Según contó la escritora mexicana, cuando tenía tan solo 10 años de edad arribó a la Ciudad de México y percibió una sociedad “muy amable, una nación con un clima espléndido y un país formidable que ahora ya no percibo”. Y agregó: “Y no lo percibo por la corrupción, el narcotráfico y el asesinato de jóvenes estudiantes”.

Elena considera que se convirtió en periodista “por accidente”, ya que en alguna ocasión Ana Cecilia Treviño, alias ‘La Bambi’, quien fungía como reportera de la sección de sociales del periódico Excélsior, la invitó a participar cubriendo algunos eventos, entre ellos, una entrevista que realizó al entonces embajador de EE.UU. en México, Francis White. “A partir de ahí comenzó mi carrera”, relató Poniatowska.

La multipremiada escritora contó que, durante las décadas de 1950 y 1960, los periódicos mexicanos “no tenían permitido publicar cualquier nota que denigrara al país”. Poniatowska recordó que “tú como periodista no podías hablar de la pobreza del país o de los perros rabiosos. Había mucha hipocresía por parte del Gobierno y de la misma sociedad mexicana”.

“Va a ser muy difícil que alguien quite del poder al PRI”

Durante la contienda electoral de 2012, el entonces candidato a la Presidencia de México por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador, le ofreció la Secretaría de Cultura a la escritora mexicana en caso de que el aspirante obtuviera el triunfo, sin embargo no lo logró.

Enrique Peña Nieto, presidente de México / Mario Valdes / Reuters

Pese a ello, Elena se ha mantenido firme en su decisión de apoyar a López Obrador, aunque reiteró que “debe integrar a su equipo a María de Jesús Patricio”, la candidata de origen indígena que aspira el registro independiente en la boleta electoral rumbo a las elecciones presidenciales del mes de julio.

Poniatowska cree que “el Partido Revolucionario Institucional (PRI) compró votos en las elecciones de 2012, y pese a ello, aún tiene muchísima fuerza. Desgraciadamente, el PRI llegó a la Presidencia de México para quedarse, va a ser muy difícil que alguien quite del poder a esta fuerza política”.

Durante la charla, Elena accedió a responder lo primero que se le viniera a la mente cuando el entrevistador mencionara algún actor o acontecimiento político del país azteca. Estas son sus respuestas:

  • Enrique Peña Nieto: “Corrupción”.
  • Felipe Calderón Hinojosa: “Corrupción”.
  • Vicente Fox Quesada: “Incapacidad”.
  • Andrés Manuel López Obrador: “Esperanza”.
  • Televisa: “El ‘ganón’ o la ‘ganona'”.
  • 1968: “La masacre de los jóvenes en Tlatelolco”.
  • Gustavo Díaz Ordaz: “El asesino de 1968”.
  • Carlos Salinas de Gortari: “La inteligencia pervertida”.

“Fuentes y Monsiváis, mis grandes amigos”

Según contó Poniatowska, su familia emigró de Francia a México tras el surgimiento de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), de no haber sido así, bromeó que “muy probablemente, me hubiera casado con un ciudadano francés y hubiera tenido muchos hijos francesitos”.

Plaza de la Constitución, en el Centro Histórico de la Ciudad de México / Carlos Jasso / Reuters

Cuando se le cuestionó si hubiera aceptado el trono, ya que su padre era el príncipe Jean Joseph Evremond Sperry Poniatowski, descendiente de la familia del rey de Polonia Estanislao II Poniatowski, ella aseguró que no. “Desde que llegué a este país tan hermoso, me consideré más mexicana que el mole“, dijo.

En la contraparte, Elena halló el cariño y la admiración de grandes escritores como Carlos Fuentes y Carlos Monsiváis, a quienes la escritora considera sus “más grandes amigos”. Y contó: “La muerte de Fuentes [2012] me dolió muchísimo, yo lo quería demasiado; y el fallecimiento de Monsiváis, en 2010, ni se diga. Su muerte se pudo evitar si él le hubiera hecho caso a los médicos, pero no quiso. Esa fue su voluntad”.

“Creo en los jóvenes mexicanos”

El tiempo se agota y Poniatowska tiene que acudir al evento literario al que fue invitada en EE.UU. Cuando se le preguntó a la escritora mexicana en quién cree, ella simplemente respondió: “Creo en los jóvenes mexicanos, ya que en ellos se encuentra el futuro de nuestro país” Y agregó: “También creo en mi madre y en Jesusa Palancares, una soldadera a quien la Revolución Mexicana no le dio absolutamente nada”.

Elena tiene una gran memoria histórica a sus 85 años de edad, lo mismo se da el lujo de bromear que de pronunciar frases mexicanísimas tales como “el mero mero petatero”, “hace mucho frijol” e, inclusive, “le mando un abrazote de oso”. Casi al termino de la charla, Poniatowska recordó: “Usted me llevó café a mi casa hace unos años, cuando vuelva a México yo lo invito para seguir platicando”.

Author: admin
Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *