Increíble: Playas de Florida se llenaron de gente pese a coronavirus y hasta un asesino fue a tomar sol

Pese al coronavirus, las playas de Florida amanecieron abarrotadas este domingo. Y es que el gobernador Ron De Santis las reabrió al público. De manera insólita, ante la multitud que se bañaba en el mar y paseaba por la orilla, los agentes del Departamento de Policía de Jacksonville Beach capturaron a un asesino de Pensilvania que llevaba varios meses fugitivo.

Se trata de Mario Matthew Gatti, de 30 años, quien fue arrestado en la playa de Jacksonville. A Matthew Gatti se le acusa de asesinar con arma de fuego a Michael Coover Jr., de 33 años.
El prófugo fue una de las miles de personas que abordaron este fin de semana las playas del norte de Florida, que este viernes fueron reabiertas al público en horario de 6 a 11 de la mañana y de 5 a 8 de la tarde.

La Policía lo halló merodeando las dunas a las 08:20 de la mañana, cerca del bloque 500 de Beach Proper South. Al introducir sus datos personales en el sistema, los agentes comprobaron que existía una orden de arresto en su contra, emitida por el estado de Pensilvania.

“Esta mañana, mientras los agentes patrullaban la playa, capturaron a un prófugo de la justicia, buscado en Arnold, Pensilvania, por homicidio. ¡Buen trabajo!”, escribió en su cuenta de Twitter el Departamento de Policía de Jacksonville, junto a una fotografía en la que aparece el fugitivo con un bañador de la bandera americana.

El cuerpo de la víctima apareció el pasado mes de enero en un departamento de la ciudad de Arnold, en Pensilvania, y según informó la televisora local WTAE-TV, había recibido múltiples disparos. Ambos eran delincuentes y contaban con antecedentes penales.

Tras el asesinato de Coover Jr., las autoridades de ese estado emitieron una orden de captura contra Gatti por homicidio, robo, amenaza terrorista, imprudencia, y violación de armas de fuego. Durante su detención en Florida, los oficiales también le acusaron de proveer información falsa a un agente de la ley en una investigación de una persona desaparecida, -por mentir cuando se identificó por primera vez-; y de encontrarse en posesión de drogas. Fue trasladado a la cárcel del Condado Duval.