Potencias justifican su presencia en Siria

GINEBRA.- Irán, Rusia y Turquía cerraron ayer filas en apoyo de la negociación para una nueva Constitución en Siria que se abre hoy en Ginebra y defendieron que la presencia militar que los tres mantienen en este país es legítima, aunque por razones distintas.

“Mañana (hoy) empieza un proceso muy difícil, que plantea grandes desafíos, que debe ser dirigido por los propios sirios y no ser visto como de inspiración extrajera”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Javad Zarif, en la víspera de que el Gobierno sirio y la oposición se sienten por primera vez cara a cara tras ocho años de guerra.

Zarif coincidió en Ginebra con sus homólogos de Rusia, Sergei Lavrov, y de Turquía, Mevlüt Çavusoglu.
La ONU, hace de ente facilitador, y busca una solución política y definitiva al conflicto sirio.

Created with Visual Composer