Termómetro a la política de EE.UU.: Las señales que dejaron los resultados de las primarias legislativas y de gobernadores

Termómetro a la política de EE.UU.: Las señales que dejaron los resultados de las primarias legislativas y de gobernadores

SANTIAGO.- Poco a poco se comienza a configurar el escenario para las próximas elecciones legislativas y de gobernadores en EE.UU., consideradas por los expertos como el gran examen del Presidente Donald Trump, a dos años de su llegada a la Casa Blanca.

Y es que desde hace unas semanas, republicanos y demócratas ya comenzaron su proceso de primarias para definir a sus candidatos, el cual ha dejado varias sorpresas y ha confirmado la polarización política evidenciada tras el triunfo del Mandatario en 2016.

 Mientras que en Colorado, el demócrata Jared Polis también ganó las primarias a la Gobernación y de ganar en noviembre al republicano Walker Stapleton se convertiría en el primer homosexual electo gobernador en Estados Unidos. En tanto, el Presidente Trump también sacó cuentas alegres en los comicios de ayer. Por ejemplo, con el triunfo de Henry McMaster, candidato a gobernador en Carolina del Sur y a quien acudió en persona a otorgarle su respaldo en medio de un viaje relámpago. El jefe de Estado también celebró el éxito de su ex oponente en la interna republicana, Mitt Romney, quien ganó la primaria senatorial en el estado de Utah. Ello, pese a que durante la presidencial se enfrentaron duramente. En tanto, en el distrito 11 de Nueva York (Staten Island y partes de Brooklyn), ganó el actual congresista republicano, Dan Donovan. Tras conocer el resultado, Trump calificó el resultado como “una tremenda victoria” y felicitó al abanderado a través de Twitter por su “gran valentía”.

Una elección polarizada En medio de este escenario, el analista internacional y académico de la Universidad de Valparaíso, Guillermo Holzmann, comentó a Emol que “hay un proceso de fragmentación en ambos partidos que está llevando a que emerjan o se hagan más visibles posiciones más extremas que van dominando la toma de decisiones y la conducción de ambas tiendas”. “En el caso demócrata, el líder reconocido pareciera ser Sanders, pero bajo ese paraguas vienen posiciones tanto más duras, con un discurso anti-establishment. A su vez, en el partido republicano, la personalización en la figura de Trump da paso a una polarización, marcada por la descalificación y la dureza de sus decisiones”, añadió.

Según Holzmann, “eso hace que el escenario para las elecciones de medio tiempo se va a dar en medio de un proceso donde los que van a colocar los temas de campaña van a venir desde los extremos. Todavía es prematuro ver cómo eso va a reflejarse en la campaña en octubre, pero eso ya es visible hoy”. En cuanto al cuadro general, el experto destacó que Bernie Sanders “está demostrando capacidad para liderar un progresismo liberal que empieza a dar resultados. El escenario más posible es que recuperen la Cámara de Representantes, lo cual reduciría la capacidad de negociación de Trump”. En tanto, por el lado republicano, comentó que “el proceso de personalización de la política estadounidense en la figura de Trump lleva como consecuencia un atrincheramiento en las posiciones del Presidente y del grupo de los llamados Halcones, que desean un país fuerte, cerrado y proteccionista”. “Para el mundo, estas elecciones van a ser fundamentales para saber si la política de Trump se mantiene y se instala como un eje importante en la democracia estadounidense o simplemente fue solo un paréntesis en el desarrollo político de este país”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *