Fernández afirma no busca sustituir conteo electrónico

El expresidente Leonel Fernández aclaró que no plantea la sustitución del conteo electrónico por el manual, sino una comprobación física de lo que se haya reflejado en las máquinas del nuevo modelo de votación automatizado.
Asimismo, Fernández bajó a 50% su propuesta inicial de que haya una auditoría física al 100% de los votos a nivel presidencial. Inicialmente la Junta Central Electoral (JCE) tenía previsto auditar solo el 10%, lo que para Fernández era insuficiente. Posteriomente el órgano aumentó a un 20%.
Para Fernández su propuesta se ha malinterpretado y entiende que la mismo no va a retrasar el proceso de conteo, sino que dará mayor certeza y seguridad, sobre todo, ya que tal como ha dicho la JCE el Sistema de Voto Automatizado es un plan piloto con miras a ser aplicado en las elecciones de 2020.
“¿Si no se quiere tomar en consideración el voto físico para qué el ciudadano lo deposita en la urna?”, se preguntó Fernández, tras indicar que confía en la JCE y que no ha tratado de crear dudas sobre el nuevo sistema de votación.
“La propia Junta reconoce que es un proyecto piloto, que es un experimento y todos queremos que salga bien y para que salga bien qué bueno que haya una prueba física que sustente la prueba electrónica, porque eso da mayor certidumbre y mayor transparencia al proceso”, expresó.
El exmandatario habló de este y otros temas durante una extensa entrevista en Medios Telemicro.
PLD unido. El también presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) confió en que una vez superadas las primarias del próximo domingo, esa organización se unificará para participar en las elecciones del 2020.
Sin embargo, al ser cuestionado sobre si en caso de no ser favorecido como candidato, apoyaría a Gonzalo Castillo, su más cercano competidor, Fernández expresó que perder es una “hipótesis” que “no le resulta posible”, ya que los datos que maneja su equipo indican que saldrá triunfador “mucho a poco”.
Fernández manifestó que la historia de esa organización política es que una vez superados los conflictos y diferencias surgidos en las primarias, ese partido se reunifica en torno al candidato presidencial electo.

“Porque al final, ¿qué es lo que quiere el Partido de la Libración Dominicana?, ganar las elecciones, porque hay un compromiso con la sociedad dominicana que es continuar las obras de progreso, avance y bienestar del pueblo dominicano”, expuso Leonel Fernández.

Reiteró que una vez superada esa etapa de competencias y conflictos, entrarán en una etapa de reunificación y fortalecimiento y “ustedes nos verán en las calles”.

“Yo he tenido diferencias…, pero el Partido de la Liberación Dominicana sabe que su compromiso es con la estabilidad del pueblo dominicano”, resaltó.

Fernández expresó que los encuentros de los precandidatos presidenciales del PLD parecen actividades de campañas nacionales, ya que las mismas son multitudinarias, nutridas y compactas y llenas de regocijo y algarabía. “Parece como el primer día de una revolución triunfante”.
Uso de recursos. En cuanto a el uso de los recursos del Estado en la precampaña, Fernández declaró que no hace acusación pero que es cuestionable involucrar ministros para que vayan por las distintas provincias al proceso electoral interno.
“Son dirigentes del PLD pero son fundamentalmente ministros, por consiguiente hacer uso de esa fuerza, exhibir ese poder genera dudas, si no se usan los recursos del Estado al menos siembra la duda”, manifestó el expresidente.
Aborto. Leonel Fernández también se refirió al polémico tema del aborto y favoreció que las causales para su justificación sean tema del Tribunal Constitucional y no del Código Penal, que se discute en el Congreso tal como se ha decidido en España.
Las tres causales planteadas para la despenalización del aborto son: cuando está en peligro la vida de la madre; el embarazo es inviable o producto de violación o incesto. El tema del aborto ha impedido la aprobación del Código debido al rechazo de sectores religiosos a las causales.

Situación de Haití. Cuestionado en torno a la situación actual de Haití, el expresidente de la República manifestó que los acontecimientos ocurridos en estos días, así como los de febrero y el año pasado, luego de la aplicación de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), confirman que definitivamente ese país es un Estado fallido.

“La proyección de crecimiento de Haití para este año es de 0,5%, el año pasado creció 0,6 % o sea que esa economía viene en declive”, explicó.

Apuntó que el producto interno bruto (PIB) haitiano es de 8 mil millones de dólares y el dominicano es de 25 mil millones de dólares.

Recordó que el presidente Jovenel Moise fue electo con el 18 por ciento de la población haitiana, aclarando que de esa votación el 50% votó a su favor dando una base de sustentación de un 9 por ciento.

Agregó que fruto de esa situación ese Gobierno no tiene conexión con la sociedad haitiana y que hace poco se inició un juicio político en su contra, con poca probabilidad de prosperar, ya que no existe el predominio de una clase política en el parlamento haitiano que está muy disgregado. “En Haití se presentan dos problemas coyunturales que van a agravar la situación. El primero es que en octubre sale la Misión de la Minustah, que se mantuvo allí durante prácticamente diez años”, destacó.

Añadió que la salida de la Minustah significará mil millones de dólares menos en la economía haitiana, implicando un debilitamiento en su seguridad y en la economía.
“El otro factor es la desaparición de Petro-Caribe, dando lugar a una crisis del combustible. No hay combustible en Haití, el país está prácticamente paralizado, exigiendo la salida de presidente Jovenel Moise, que podría conllevar a una nueva etapa de ingobernabilidad”, dijo Fernández.
Transformación. Fernández, quien ha sido tres veces presidente de la República, reiteró que de llegar por cuarta vez a la Presidencia impulsaría una ola de transformaciones a nivel social, económico e institucional.

Created with Visual Composer