Ayer, el “abogado del Diablo”y ahora de los “IDIOTAS”

Por Federico Pinales

Cuando Mercedes Castillo se estaba candidateando para su penúltima presidencia en el Colegio Dominicano de Periodistas(CDP), ADALBERTO DOMINGUEZ le organizó un bello acto de campaña en Nueva York, al cual asistieron sus adversarios locales, con la intención de boicotear el evento.
Montaron una conspiración que yo descubrí y denuncié.
Algunos ex amigos se molestaron y me bautizaron como “el abogado del Diablo”.
Miriam Ventura creó la frase y otros la popularizaron, hasta el punto de que un “angelito“ muy “ético”, al igual que sus líderes de Santo Domingo, la usó en forma perversa y cínica, cuando le descubrí y denuncié otro plan macabro para impedir el nombramiento de ADALBERTO DOMINGUEZ en el Consulado General de la República Dominicana, en Nueva York..
Obviamente, los diablos eran otros, no yo, pero acepté gustosamente el calificativo, porque entendía y entiendo que estaba haciendo lo correcto.
Igualmente ahora me satisface estar del lado de los idiotas, cómo orgullosamente asumí la defensa de los corresponsales de provincias, entre los cuales estaba Adriano De la Rosa, cuando gente como Oscar López Reyes se oponían a que estos pasaran a formar parte del colegio en vía de aprobación.
En ese momento, por su condición de corresponsal empírico, Adriano De la Rosa no calificaba para ser tomado en cuenta como miembro del CDP, pero yo sostenía y lo demostré, en las vistas públicas del Congreso, que los cooresponsales como él tenían que ser protegidos, porque no formaban parte del montón.
Por eso fue que en el año 1982, con el apoyo de Osvaldo Santana, a la sazón, secretario general del SNPP, creamos la Coordinadora Nacional de Corresponsales de Provincias.

Paradójicamente, esta institución desapareció un año después de creada, producto de una conspiración organizada por Clodmiro Moquete, respaldado por Alejandro Garcia, de Santiago y Erasmo Chala Tejeda, de Bani, quién hoy aspira a dirigir la Secional de Nueva York, con el apoyo fraudulento del presidente de la comisión electoral local, señor Darío Abreu, ambos empíricos, al igual que Adriano de La Rosa.
No tengo nada personal contra ninguno de los tres, pero ya es tiempo de ponerle un freno a los deslenguados, como Adriano, a los truchimanes y tramposos como Darío y a los desmemoriados, mentirosos y traicioneros como el señor Chalas Tejeda.
Que me perdonen los demás periodistas banilejos, a quienes le guardo mucho respeto y agradecimiento.