Coronavirus, una llamada de atención para respetar el Medio Ambiente.

Por Roberto Veras.-
Hoy, el mundo se tambalea por el flagelo de la indiferencia del hombre hacia la naturaleza y la humanidad. A través de la avaricia, la manipulación y una sed insaciable por más poder, control y riqueza, ha desatado el horror del que somos testigos hoy.
Nunca antes en la historia humana el hombre ha sido tan descuidado e irresponsable con el futuro de nuestro mundo. El alcance de esta pandemia indica que el hombre continúa ignorando las señales de advertencia que fueron publicadas por la comunidad científica hace unos años.
En aquel entonces, estaban muy preocupados hasta el punto de emitir advertencias terribles sobre los peligros para la humanidad y nuestro medio ambiente si el mundo continuaba usando combustibles fósiles como la principal fuente de energía.
La forma de decisión irresponsable de los gobiernos solo ha aumentado los peligros en nuestro mundo de hoy. La irresponsabilidad del gobierno chino este año en la continuación de los mercados húmedos abiertos después de prohibirlos previamente muestra que la influencia monetaria es mayor que la santidad de la vida.
Los países del 1er mundo son cómplices en la forma en que hemos ignorado a la comunidad científica al no introducir políticas para limitar el consumo de combustibles fósiles y no implementar más formas de energía verde renovable y económica.
Uno no puede evitar pensar cómo sería el mundo si nosotros les hubiéramos prestado atención a la Comunidad Científica hace 45 años. Fue entonces cuando nos encontramos ante nuestra primera crisis energética. En cambio, en su mayor parte ignoramos esas advertencias y seguimos consumiendo mayores volúmenes de combustibles fósiles hasta el punto de que nuestro mundo de hoy tiene y continuará desatando más catástrofes una tras otra.
Como vemos, el mundo no está preparado ni puede responder adecuadamente para garantizar la seguridad de todos sus habitantes. Si este brote reciente de Coronavirus, no es una verdadera llamada de atención para implementar reformas drásticas de inmediato junto con políticas que minimicen la gravedad de esta crisis actual junto con un estímulo económico sin precedentes para estimular la estabilidad económica, ahora es el momento para respetar al Medio Ambiente.