“Hisopos anales” para detectar Covid-19: ¿Causa de fricción con China?#SDQPeriodicodominicano.

Por Emiliano Reyes

Usted no lo va a creer… ¡Diablo! Faltaba eso ahora.

Un simple “hisopo” nos puede abalanzar “hacia una guerra entre potencias mundiales”. La “inminente” invasión rusa” a Ucrania y la “potencial ocupación” de la isla de Taiwán por parte de China podrían quedar “chiquitas” frente a la alegada “afrenta diplomática” cometida contra la nación, sin ambages, más poderosa del globo terráqueo: Estados Unidos.

Periódicos, revistas y televisoras globales como Forbes, ABC.es y La Sexta, entre otros medios de Europa y diversas partes del mundo, se hicieron eco de una novedad noticiosa propia de la época de post pandemia: el uso de hisopo anal para detectar la presencia del covid-19. Dicen que esta práctica es más efectiva que la utilización del “hisopo nasal”. Ya veremos.

“Las autoridades chinas ya están extrayendo muestras en barrios de Pekín donde han surgido brotes de coronavirus”, resume la televisora La Sexta, de España. Y agrega:

“Las autoridades chinas han abierto la puerta a utilizar pruebas anales en lugar de los test PCR para detectar el nuevo coronavirus ya que son más fiables: los restos del virus permanecen más tiempo en heces que en mucosas nasales”.

“Según el subdirector del departamento de enfermedades infecciosas en el Hospital You’an de Pekín, Li Tongzeng, en declaraciones recogidas en ‘El Mundo’, «tomar un hisopo anal podría aumentar la precisión en grupos clave».

Este medio español, El Mundo.es, titula “Pruebas anales en China para detectar el coronavirus”. Y apunta: «Este método puede aumentar la tasa de detección de personas infectadas», según han señalado investigadores chinos, aunque hay controversia al respecto de la idoneidad de estos análisis”.

Por su lado, la reputada revista Forbes establece como algo clave que: “Las pruebas de frotis anal podrían ser más precisas que las pruebas de nariz o garganta, dijo Li Tongzeng, subdirector del departamento de enfermedades respiratorias e infecciosas del Hospital Beijing You An, en una entrevista con medios estatales.

Li dijo que los estudios muestran que el virus dura más en el ano o los excrementos que en el tracto respiratorio y que una prueba anal podría ser mejor para identificar la enfermedad en casos leves o asintomáticos”.

Aunque la noticia tiene un año rodando sobre todo en Europa, seguidores del electoralmente defenestrado ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han puesto “el grito al cielo” porque alegan que los chinos abusan con la aplicación de este test a sus diplomáticos cuando llegan a China.

Por lo que, los “hisopos anales” que China usa para detectar el covid-19 y que según denuncias aplica a diplomáticos de Estados Unidos que viajan a la poderosa nación asiática, podría generar un “schok diplomático”, una “controversia Alofoke” de dimensiones increíbles, en caso de que tomen cuerpo unas demandas que están en marcha ante el Departamento de Estado norteamericano por partes de radicales seguidores de Trump.

Mr. Tom Fitton, “un cosmos”, “un hijo de West Nyack, Nueva York” (parodiando a nuestro gran Pedro Mir), un radical de la derecha trumpista, presidente de un prominente grupo conservador de vigilancia a la comisión disciplinaria judicial del Distrito de Columbia, afirmó en su página digital Judicial Watch Weekly Udapte (Vigilancia Judicial, Actualización Semanal) que los chinos “abusan” del personal diplomático norteamericano porque según precisó, aplican a éstos el citado test del “hisopo anal”. Ha demandado una investigación del Departamento de Estado por lo que parece entender que se trata de un irrespeto.

“Confirmado: prueba de COVID de hisopo anal chino del personal (diplomático) de EE.UU.”, dice un titular en la página de Mr. Fitton, y detalla: “Según los informes, China reanudó su práctica de usar hisopos anales para detectar COVID solo dos semanas antes de que comiencen los Juegos Olímpicos”.

“Hemos estado siguiendo este tema de cerca y, a través de dos demandas, hemos descubierto los detalles de que nuestros diplomáticos en China están sujetos a este procedimiento intrusivo”, enfatizó.

La denuncia de Mr. Fitton establece que: “En el último desarrollo, recibimos 11 páginas de registros del Departamento de Estado que revelan que los funcionarios diplomáticos de EE. UU. en China se opusieron a que el gobierno chino les pidiera que se sometieran a pruebas de COVID con hisopos anales. Los documentos redactados muestran que al menos a un empleado de EE. UU. se le hizo una prueba de hisopo anal para COVID “en su apartamento”.

Mr. Fitton insiste en unos supuestos maltratos del personal diplomático estadounidense en China, pero a lo largo de la exposición de sus quejas y copias de mensajes informáticos solo muestra su animadversión hacia la República Popular China y su interés de que el presidente Joe Biden enfile contra esta nación, abriendo al pueblo y gobierno de Estado Unidos otro frente de intranquilidad mundial como el que existe actualmente entre Rusia y Ucrania.

“Obtuvimos los registros en respuesta a nuestra demanda de la FOIA por registros no identificables del personal diplomático de EE. UU. sometido a pruebas invasivas de hisopado anal de COVID-19 por parte del gobierno chino ( Judicial Watch v US Dept of State (No. 1:21-cv- 02111).

Fitton sostuvo que formuló sus demandas “después de que el Departamento de Estado no respondiera a una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA) del 18 de junio de 2021 para:

“Todos los registros sobre el personal diplomático de los EE. UU. en o que busca ingresar a China sometido a pruebas de hisopado anal para el virus COVID-19, incluidas todas las quejas y comunicaciones relacionadas con dichas pruebas. Esta solicitud no busca ninguna información de identificación personal del personal diplomático de los EE. UU. que pueda haber sido sometido a tales pruebas”.

“Estos últimos documentos confirman el abuso del personal diplomático estadounidense por parte del gobierno chino. La administración de Biden no parece haber hecho mucho sobre esta prueba abusiva de hisopado anal y otros abusos, aparte de fingir que no sucedió y encubrirlo”, subraya Mr. Fitton.

Un “chusco” del patio, en esta entrañable zona del Caribe, nos señaló algo que sería pensable –cuando le comentamos sobre estos reclamos-. Y es que el trumpista Mr. Fitton, por ejemplo, no precisó el grosor de los hisopos.

–“Si lo hubiera enfocado por ahí, los chinos tuvieran hoy “muertos de la risa” recibiendo en sus aeropuertos centenares de viajeros que irían a esta lejana nación asiática a realizarse estos innovadores tests de “hisopos anales”, subrayó. «¿Nuevo método de prueba?».

Created with Visual Composer