Movimientos Sociales y sus Características

Por Edwin Vasquez
Los movimientos sociales, son grupos no formal de individuos u organizaciones que tiene como finalidad el cambio social.
El caso de estos grupos en República Dominicana, presenta sus particularidades: son de tamaño pequeño, con escaso número de integrantes, con una dispersión de liderazgo de acuerdo con informaciones recolectadas. Por un lado, carecen de una ideología clara, que en otros momentos constituyó el motor de las luchas populares. El constante uso del concepto “activismo” es reflejo de ello.

Destaca que su campo de acción se concentra en el Distrito Nacional, específicamente en el polígono central, y en algunas ciudades de provincias, en sectores de clase media, aunque también frente a los edificios de instituciones públicas. Estos grupos no tienen una cabeza visible y su organización está fragmentada por la existencia de varias tendencias. Otro elemento a tomar en cuenta es que las protestas no se corresponden con luchas populares, como señalan Tanaka y Campos Arenas en su definición, lo que implica la particularidad dominicana. Igualmente, en el contexto actual, no se manifiesta una lucha de clases. Sí que es evidente el empirismo que predomina en el accionar de estos grupos. Todas estas características permiten denominarlos como organizaciones movimientistas, en lugar de movimiento social.
Ante esta segmentación, la posibilidad de un estallido social es improbable, ya que la movilización debe estar dirigida por una organización con solidas estructuras y un liderazgo claro.

En definitiva, los procesos democráticos suponen la solidaridad interna y externa de los actores. Sin embargo, la organización debe poseer estructuras que posibiliten la discusión para arribar a propuestas que contengan soluciones alternativas para negociar el conflicto, en lugar de debates “que no crean nada y no mejoran nada”.