Qué se dice : gran dilema.

Irse del PLD o quedarse en el PLD. He ahí el dilema que en estos días agitados y difíciles atormenta la conciencia del expresidente Leonel Fernández, quien junto a su equipo se mantiene atrincherado en el alegato de que fue víctima de un fraude cibernético que empezó con un fuego aparentemente fortuito, el pasado 21 de julio, en los almacenes de la Junta Central Electoral (JCE), que según el exmandatario se utilizó como distracción para obtener las llaves criptográficas de validación de los equipos de votación. Para complicarle aun mas la decisión ese equipo que lo acompaña y asesora está dividido entre los que le aconsejan quedarse y echar el pleito adentro, para lo cual cuenta con medio PLD que lo apoya, y los que le recomiendan hacer las maletas y montar tienda aparte, pues hay un grupo de partidos pequeños que lo está esperando con los brazos abiertos para llevarlo como candidato. Entretanto en las gradas, donde también se opina y se especula con su eventual salida del partido que lo llevó tres veces a la Presidencia, hay quienes están convencidos de que después de todo lo que ha pasado, y cerrados todos los caminos hacia cualquier forma de reconciliación, es solo cuestión de días para que anuncie su salida del PLD, donde ya no tiene nada que buscar pero sí mucho que dañar y destruir, pues en la aritmética del rencor siempre se prefiere restar y dividir que sumar. Aunque es de lamentar que en ese propósito, que no se detendrá hasta que se asegure de que el danilismo quede tan debilitado que inevitablemente caiga derrotado en el 2020, quiera llevarse de encuentro la credibilidad de la JCE, un precio demasiado alto que al final pagará la democracia que día a día tratamos de construir con tanto empeño y demasiados sobresaltos.