Alimentación de la madre durante la lactancia#SDQPeriodicodominicano

Durante el proceso de lactancia es importante que la madre tenga una dieta equilibrada que le permita obtener los nutrientes necesarios que cubran las necesidades de su hijo.
De acuerdo con la especialista en psicoprofilaxis perinatal, Elena Conti, la progenitora debe de tener una dieta basada en proteínas, frutas, verduras, cereales, grasas, vitaminas, minerales (como hierro, calcio y ácido fólico) y mucho líquido.

En la lactancia las glándulas mamarias tienen una cierta autonomía metabólica que garantiza la adecuada composición de la leche, indica la especialista.

Todas las madres, a no ser que se encuentren extremadamente desnutridas, son capaces de producir leche en cantidad y calidad adecuadas. Asimismo, la experta en lactancia expresó que si la madre no se alimenta correctamente y no se hidrata puede caer en desnutrición y la leche carecería del aporte nutricional que demanda el bebé para su crecimiento y desarrollo.

Las necesidades nutricionales del recién nacido, sostuvo, son más altas que en cualquier otra etapa de su desarrollo, pues la composición de la leche se modifica a lo largo del tiempo, según las necesidades cambiantes del niño. “La mala alimentación de la madre en ocasiones se deriva de las múltiples exigencias del postparto. Eso hace que no ingiera la cantidad y la calidad de los alimentos que deben consumir”, manifestó Conti.

Por otro lado, aconsejó a las madres seguir tomando los suplementos vitamínicos recetados por sus ginecólogos durante el embarazo, ya que éstos harán un equilibrio en su alimentación.
Además, recomendó tener a mano alimentos que pueda comer con facilidad, como son las barras de granola, manzanas, peras, frutos secos.

“Estos alimentos le permitirán a la madre sentirse saciada y le aportarán a la vez muchas fibras, vitaminas, minerales”, dijo Conti a elCaribe.

Además de estos alimentos, la especialista insta a las progenitoras a comer proteínas tales como pollo, salmón, pescado y alimentos ricos en calcio para la formación de los dientes y fortalecimiento de los huesos de los bebés.

Beneficios de la leche materna

La leche materna contiene macronutrientes, vitaminas y minerales, los cuales en sinergia constituyen una base biológica para el bebé. Igualmente, tiene componentes inmunológicos que inciden favorablemente en la salud del niño, disminuyen las tasas de morbimortalidad infantil y las enfermedades crónicas, explicó Conti.

Apoyo de familiares

Conti aseguró que la ayuda de los familiares en esta etapa es crucial para que la madre se sienta apoyada. “En esta etapa las emociones y la sensibilidad están a flor de piel, por eso es tan importante que se rodeen de seres queridos y que éstos apoyen a la futura madre”.