Viruela del mono: qué es, cómo se contagia, cuáles son sus síntomas#SDQPeriodicodominicano

A través de objetos contaminados como indumentaria o ropa de cama.
El contagio entre humanos se puede dar a través de heridas de la piel.
A través de saliva o excreciones respiratorias.
A través de heces.
Relaciones sexuales pueden representar otra fuente de exposición.
Los factores de riesgo de contagio
Contacto con animales vivos y muertos a través de la caza.
Consumo de carne de caza o animales silvestres son factores de riesgo conocidos.
¿Cuál es el período de incubación?
Viruela del mono: qué es, cómo se contagia, cuáles son sus síntomas

El periodo de incubación de la viruela del mono (intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas) está estimado de 6 a 16 días, según a OMS. Sin embargo, puede variar entre 5 y 21 días. La enfermedad suele durar de 2 a 4 semanas.

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?
Los síntomas de la viruela del simio en lo seres humanos son similares a los de la viruela, pero un poco más leves. Estos son:

Fiebre. (Es el primer síntoma)
Dolor de cabeza.
Erupción: comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. Las lesiones pueden causar mucha picazón o dolor.
Dolores musculares.
Dolor de espalda.
Escalofríos.
Agotamiento.
Ganglios linfáticos inflamados. (linfadenopatía).
¿Cómo se diagnostica?
Para realizar el diagnóstico de la viruela del mono se deberá tener en cuenta los elementos que la diferencian de otras enfermedades similares como la viruela, la varicela, el sarampión, las infecciones bacterianas de la piel, la sarna, la sífilis y las alergias medicamentosas. La linfadenopatía (inflamación a los ganglios) que aparece al inicio de la enfermedad puede ser una manifestación clínica que ayude a diferenciar esta enfermedad de la viruela humana. El diagnóstico definitivo de la viruela símica solo se puede establecer mediante pruebas de laboratorio.

¿Cuál es el tratamiento?
La Organización Mundial de la Salud indica que no hay tratamientos ni vacunas específicas contra la infección por el virus de la viruela símica o del mono.

¿Por qué no hay vacuna?
Aunque los estudios demuestran que la vacuna antivariólica demostró una eficacia del 85% para prevenir la viruela símica, el problema es que la vacuna ya no está accesible al público, puesto que se suspendió su producción tras la erradicación mundial de la viruela. Con todo, la vacunación antivariólica previa puede contribuir a que la evolución de la enfermedad sea más leve.

¿Cuáles son sus variantes?
Hay dos clados del virus de la viruela del simio:

Clados África Occidental: la infección a veces conduce a una enfermedad grave en algunas personas, la enfermedad suele ser autolimitada. La tasa de letalidad es del 1%.
Clados de la Cuenca del Congo (África Central): la letalidad puede llegar al 10%. Los niños también corren un mayor riesgo. Durante el embarazo puede provocar complicaciones, como viruela del simio congénita o muerte fetal.
¿Debemos preocuparnos por la viruela del mono?

Esta no es una enfermedad nueva, por lo que si la viruela símica se convierte en un brote mucho más grande de lo que ya es, las autoridades de salud pública están mejor equipadas con herramientas para controlarlo.

Incluso un gran brote de viruela símica probablemente sería mucho más fácil de manejar que la pandemia de Covid-19. Por un lado, el hecho de que el virus no se considere contagioso antes de que las personas muestren síntomas podría dificultar que las personas lo propaguen sin saberlo. Además de tratar de comprender la causa del brote actual y las rutas de transmisión, las autoridades de salud pública están trabajando para secuenciar los virus aislados de pacientes individuales para comprender mejor si ha cambiado de alguna manera que pueda hacerlo más transmisible o diferente.

Created with Visual Composer