Líderes de Iberoamérica reclaman integración y control a migración#SDQPeriodicodominicano TV

Los caminos hacia una mayor integración, la defensa de la democracia y de sus instituciones, la migración venezolana y las recetas contra la inflación centraron las intervenciones públicas de los primeros jefes de Estado y de Gobierno llegados a Santo Domingo para participar en la XXVIII Cumbre Iberoamericana.

Hasta cinco jefes de Estado coincidieron en la clausura del XIV edición del Encuentro Empresarial Iberoamericano, que se realizó como preludio a la reunión de líderes.

Por el foro empresarial pasaron el rey Felipe VI, de España; y los presidentes de Ecuador, Guillermo Lasso; de Paraguay, Mario Abdo Benítez; de República Dominicana, Luis Abinader; y de Uruguay, Luis Lacalle Pou.

Felipe VI alentó a sobreponerse a «posibles diferencias estructurales» entre los países y a unir esfuerzos para fomentar una Iberoamérica «más sostenible» basada en la inversión, el turismo, la conectividad y la transformación digital.

El monarca español resaltó la necesidad de promover un sistema multilateral de comercio abierto basado en reglas, «inclusivo y equitativo», y apoyar la eliminación de barreras innecesarias.

Asimismo, el ministro español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno español, José Manuel Albares, enfatizó que España quiere que esta cumbre la unión de toda la comunidad iberoamericana y también entre Europa y América Latina y el Caribe.

En ese sentido, el titular de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), el chileno Andrés Allamand, vaticinó que la próxima Presidencia de España del Consejo de la Unión Europea es «una inmejorable oportunidad para generar una agenda de futuro entre América Latina y Europa» en torno a problemas como el cambio climático».

BORIC NO VE AÚN UNA MONEDA ÚNICA

Mientras, el presidente de Chile, Gabriel Boric, clausuró la Cumbre Iberoamericana de Jóvenes Líderes, donde habló de «avanzar más en materia de integración» antes de plantearse la idea de crear una moneda común, como proponen Brasil y Argentina.

«La integración son caminos muy largos y pensar que una moneda única en América Latina per se nos va a integrar es ingenuo y voluntarista. Tenemos mucho camino que avanzar antes», indicó el mandatario progresista.

Boric enumeró una serie de iniciativas que, en su opinión, podrían mejorar la integración en la región, como la Alianza del Pacífico o el Corredor Bioceánico entre Argentina, Brasil, Paraguay y Chile.

El canciller brasileño, Mauro Vieira, afirmó en declaraciones a EFE que su país quiere «relanzar con nuevas bases» la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organización abandonada en el último lustro por la mayoría de países que la integraban, y que la acusaban de estar ideologizada.

Brasil, que abandonó el bloque en 2018, pretende reincorporarse plenamente a la Unasur, un paso que dio Argentina el pasado martes.

LASSO DENUNCIA «GOLPE PARLAMENTARIO»

La estabilidad democrática fue una preocupación lanzada por el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, al que la oposición recientemente le ha abierto un proceso de juicio político que ha calificado como un intento de sus detractoras para aseste un «golpe de Estado parlamentario».

Lasso recibió el apoyo in situ de su homólogo paraguayo Mario Abdo Benítez, quien recordó que la oposición trató de hacerle dos juicios políticos en plena pandemia.

El mandatario paraguayo también puso el foco en el éxodo migratorio venezolano, al que calificó como una de las migraciones más grandes de la historias y abogó por debatir para buscar caminos de salida.

De su lado, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, se refirió a la necesidad de aplacar la inflación que afecta a todo el mundo tras la pandemia de la covid-19 y la guerra en Ucrania, con la subida de los precios de los combustibles y el gas.

BOLIVIA REIVINDICA LA HOJA DE COCA

Al respecto, el anfitrión de la cumbre, el presidente dominicano Luis Abinader, destacó que una de las claves de su país para capear el temporal de la pandemia y de la crisis económica global ha sido «la perfecta conversación y consenso entre el empresariado y el Gobierno».

En el caso del presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, este abogará por sociedades más igualitarias y equitativas, mientras que el Gobierno de Bolivia informó que presentará cinco propuestas, entre ellas la despenalización de la hoja de coca y la reivindicación de las lenguas indígenas.

En la mañana se celebró el encuentro de cancilleres, donde el de Venezuela, Yván Gil, destacó la «condena unánime» de los participantes a las sanciones económicas contra la nación petrolera.

La cumbre se inauguró este viernes y se desarrollará durante el sábado, centrada inicialmente en la sostenibilidad, la seguridad alimentaria y la transición digital.

MADURO ASISTIRÁ

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, participará en la XXVIII Cumbre , según confirmaron en el acto inaugural celebrado en la fortaleza colonial de Ozama.

Hasta ahora Venezuela estaba representada en la reunión regional por el canciller del país caribeño, Yván Gil, quien mantuvo varias reuniones hoy, entre ellas con su par español, José Manuel Albares.

Gil, destacó que los países presentes en la XXVIII Cumbre Iberoamericana manifestaron, entre sus acuerdos, una «condena unánime» a las sanciones económicas contra la nación petrolera.

«Hemos pedido una condena (a las sanciones) y ha sido una condena unánime. Ha quedado reflejado en el documento: el uso de medidas coercitivas unilaterales está condenado por esta cumbre», dijo Gil en declaraciones transmitidas por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV) desde la capital de República Dominicana.

Además de Maduro llegará también a República Dominicana el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves y el presidente de Colombia, Gustavo Petro.

El entorno histórico de la fortaleza de Ozama, la primera estructura militar permanente de América, acogió hoy a los líderes iberoamericanos presentes ya en Santo Domingo.

Todos ellos fueron recibidos uno a uno por el presidente de República Dominicana, el país anfitrión, Luis Abinader, su esposa, la primera dama Raquel Arbaje, y el secretario general iberoamericano, el chileno Andrés Allamand.

«Esta será una cumbre dedicada a las personas y dirigida a tener resultados concretos», dijo Allamand para abrir la reunión regional, que tendrá mañana su jornada principal con la celebración del plenario de sesiones. EFE

Created with Visual Composer