Lupe Valerio dedica su talento a la enseñanza en la escuela Ñico Lora #SDQPeriodicodominicano

SANTIAGO.-Con más de un centenar de canciones grabadas de la música de tierra adentro y más de 30 años de trayectoria, el típico Lupe Valerio ha dedicado gran parte de su vida y talento a la enseñanza musical en la escuela Ñico Lora.

Con apenas tres años de fundada, esta escuela tiene más de 40 músicos trabajando en diferentes orquestas de merengue típico de esta ciudad.

La Escuela Ñico Lora opera en el Centro de la Cultura de Santiago y en la que 40 músicos jóvenes se han formado en los instrumentos propios del llamado “perico ripiao”, como el acordeón, güira, tambora, saxofón y solfeo, atrayéndolos a ser parte de la misma.

“Me siento muy optimista con los egresados de la escuela y que forman parte de agrupaciones como La Selección Típica, el acordeonista de José El Calvo, también el de Narciso, Adreína Alvarado y Deury Luciano, de Puerto Plata, y el tamborero del grupo Mambo Latino, entre otros diseminados por el país”, expresó Lupe Valerio.

El músico típico explica que los estudiantes de esta escuela reciben conocimientos del merengue histórico y origen de composiciones, como el emblemático “Desiderio Arias” y otros más para garantizar el relevo generacional de la música autóctona.

Sobre el merengue clásico, Lupe Valerio afirma que el merengue derecho no pasa de moda. “A ese merengue nunca se le ha gastado una mota y nadie ha podido tumbarlo, contrario al otro que para sonarlo tienen que invertirle mucho dinero. Le pueden poner mambo a la música, pero el merengue derecho es lo que le gusta a la gente y lo que permanece”, afirma el exponente.

Sobre el merengue
Para el acordeonista, si el género no tiene muchos jóvenes, es porque lo desconocen, pero cuando tiene contacto con el, se enamoran y se le entra en la sangre, al tiempo de lamentar que no se le enseñe la cultura a la juventud dominicana.

‘El Hombre Acordeón’, como también se le conoce, es autor de 60 merengues típicos, incluyendo su más reciente corte musical “La Pandemia”, el cual le surgió a raíz de la situación que vive el mundo con el Covid-19.

También recibió formación musical de los maestros El Ciego de Nagua, fallecido el pasado año; Rafelito Román y El Negrito Figueroa.

Música de niño

—1— La familia
De sus ocho hijos la mayoría son artistas y hasta grabaron un merengue: “Los Hijos de Lupe”.
—2— Vena artística
Su padre era primo de Ñico Lora, por lo que nació con esa vena artística.

*Por Fior D’Aliza Taveras

Created with Visual Composer