Personalidades de la literatura asisten a presentación libro Sambumbia

Escritores, intelectuales, aficionados a la buena lectura y directivos de la Sociedad Dominicana de Bibliófilos (SDB) asistieron puntuales a la Capilla de los Remedios, en la Ciudad Colonial, a la puesta en circulación de libro “Sambumbia, un descubrimiento de la República Dominicana, la Hispaniola Moderna”, escrita en el 1947 por la corresponsal de guerra estadounidense Page Cooper.

El acto inició con las palabras de bienvenidas ofrecidas por Dennis R. Simó, presidente de la SDB e incluyó la intervención de Juan Tomás Tavares Kelner, vocal de esa entidad cultura y quien realizó la presentación de esta nueva edición de la obra escrita hace más de 70 años.

Tavares Kelner explicó que el libro surgió un esfuerzo de Rafael L. Trujillo y sus asesores de cambian la deteriorada imagen del régimen ante la opinión pública Norteamérica, siendo publicada su primera edición a mediados de la década de 1940, como estrategia de los relacionistas públicos del dictador de colocar obras y literaturas de propaganda política en favor de Trujillo en bibliotecas y puestos revistas de importancia de los Estados Unidos.

Dijo que la autora Cooper capta con maestría el atractivo del país y el carácter de los dominicanos, a pesar de la brevedad de la estadía de esta escritora; y como el auténtico relato de su viaje a nuestro territorio alude a su naturaleza como encargo remunerado del gobierno del dictador dominicano para proyectar una imagen de paz y modernidad en la opinión pública norteamericana.

“Sambumbia tuvo una amplia difusión en los Estados Unidos sin evidenciarse flagrantemente su naturaleza propagandística, cumpliendo su cometido de difundir una visión positiva de la nación bajo el mando de Trujillo”, manifestó el vocal del consejo directivo de los Bibliófilos.

Tavares agregó que la autora vino al país en el verano del 1946 y se hospedó en el Hotel Jaragua, desde donde hizo numerosas visitas locales y emprendió excursiones a diferentes regiones del país en varias semanas, que incluyó anécdotas históricas en un estilo de guía turística de nuestros monumentos, intercalando hechos y leyendas, y dijo que el verdadero valor de Sambumbia radica en los retratos de dominicanos y extranjeros residentes, realizados en base a sus encuentros y entrevistas.