Sabor afrutado seduce al paladar en cena maridaje

Con motivo de su 150 aniversario, ejecutivos de Casa Brugal ofrecieron una exquisita cena a cuatro tiempos, una experiencia gastronómica única que forma parte de las conmemoraciones de la famosa casa francesa Maison de Épernay.

El evento tuvo lugar en Epic Center, donde el chef Eduardo Bautista preparó cuatro platos que armonizaron a la perfección el distintivo sabor afrutado del champagne Moët Brut Impérial, cuya elegante madurez seduce al paladar.

Guillaume Menginou, gerente de mercadeo de Moët-Hennesy para el Caribe, al dirigirse a los invitados expresó que esta experiencia gastronómica forma parte de las actividades de celebración de este hito histórico y que mejor que brindar y acompañar platos con el champagne más amado del mundo.
“Desde que Moët Impérial emprendió su viaje épico, conquistó nuevos mundos, creando momentos inolvidables llenos de celebración, glamour y estilo. Es por esa razón que hoy es un ícono universal de celebración”, agregó Menginou al dar la bienvenida a los invitados.

Toda la línea de champagne de Moët & Chandon es parte del portafolio de marcas icónicas de Casa Brugal y están disponibles en las tiendas Enoteca así como en restaurantes, discotecas y diversos puntos de venta a nivel nacional.
Un poco de historia
Creada en 1869, Moët Impérial simboliza el singular estilo de la histórica Maison de Épernay, ubicada en la región francesa de la Champaña-Ardenas.
Brut Impérial, nombre dado al ‘champagne brut no vintage’ de la casa es un homenaje a la larga relación de Moët & Chandon con la familia imperial de Francia.