Apple ‘baja la cortina’ de todas sus tiendas

Apple anunció que cerrará sus cientos de tiendas minoristas fuera de China, medida que se mantendrá hasta el próximo 27 de marzo, esto para ayudar a reducir la propagación del nuevo coronavirus.
“La forma más efectiva de minimizar el riesgo de transmisión del virus es reducir la densidad y maximizar la distancia social”, explicó Tim Cook, CEO de Apple, en una carta publicada en el sitio web de Apple.

Agregó que se ha dado la instrucción a los empleados fuera de China de trabajar de manera remota.
Apple tiene casi 460 tiendas en todo el mundo fuera de China, incluidas alrededor de 270 tiendas en Estados Unidos. La empresa ya había cerrado anteriormente sus tiendas en Italia y España a medida que el mundo se enfrenta a la pandemia del COVID-19.

Cook remarcó que todos los empleados de las tiendas afectadas continuarán recibiendo su pago normal. Además informó que el gigante tecnológico de Cupertino, California, ha donado 15 millones de dólares para combatir el virus SARS-CoV-2 y que duplicará las donaciones que hagan sus empleados.

Cook no especificó cuánto durará la instrucción de trabajo remoto, pero dijo que “aquellos cuyo trabajo requiere que estén en las oficinas deben seguir una guía para maximizar el espacio interpersonal”.

El cierre de las tiendas es una extensión de sus esfuerzos para hacer frente al brote. Hace aproximadamente una semana, Cook envió un memorando a los empleados ofreciendo la posibilidad de trabajar desde casa para al personal de la mayoría de sus oficinas globales.

En ese momento, llamó al brote un “evento sin precedentes” y un “momento desafiante”.

Apple se ha visto especialmente afectado por el coronavirus al ser una compañía de tecnología con sede en EU que fabrica la gran mayoría de sus productos a través de una cadena de suministro instalada en China. Esta ha visto retrasadas semanas por el cierre de fábricas retrasadas por semanas y pedidos de productos como el iPhone y el iPad Pro han sufrido reducciones.

El viernes, Apple apuntó que celebraría su conferencia anual para desarrolladores de software de manera remota, es decir, en línea, eliminando así una reunión prevista para junio que habitualmente concentra a miles de personas en San José, California.

Apple fue una de las primeras compañías en revelar el impacto del COVID-19 en sus finanzas. En febrero adelantó que no cumplirá con su rango de orientación del primer trimestre de 2020, que estaba entre 63 mil millones y 67 mil millones de dólares. No se ha pronunciado sobre cómo afectará sus ingresos el cierre por dos semanas de sus tiendas.