República Dominicana abre ruta marítima para comercio con islas del Caribe

SANTO DOMINGO.- La apertura de una ruta marítima con un barco hacia las islas del Caribe, teniendo a Curazao como centro, para facilitar la colocación de productos dominicanos; un favorable informe sobre el desempeño de la economía, el impacto de la colocación de 34 mil millones de pesos del encaje legal en la banca para prestarlos y el impacto en las finanzas públicas de la inminente entrada en servicio de las plantas de carbón de Punta Catalina fueron la arrancada de la VIII Sesión del Pleno del Consejo Nacional de Competitividad, en la que se ven de frente las cúpulas del empresariado y del Gobierno bajo la conducción del Presidente de la República.

El presidente Danilo Medina, haciendo honor a su proverbial puntualidad, hizo entrada al salón del Consejo de Gobierno a las 4:00 de la tarde, escoltado por los ministros de la Presidencia, Gustavo Montalvo, y el Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, así como de sus dos asistentes Carlos Pared Pérez y Robert de la Cruz.

Inició la reunión a pocos minutos de su llegada dando paso al gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, para que presentara un informe de la economía dominicana y el contexto internacional.

El funcionario inició señalando que la guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como la campaña contra el turismo dominicano han tenido un impacto negativo de tal magnitud que solo por las cancelaciones de vacacionistas extranjeros se han dejado de percibir unos US$400 millones.

“Y todavía hay gente que pregunta por qué el tipo de cambio se ha movido. Lo que ha pasado en el sector (turístico) ha sido terrible”, exclamó Valdez Albizu, para luego decir que, sin embargo, la situación ya empezó a mejorar este mes que recién finalizó y se registró un crecimiento con relación al mismo mes del año pasado.

Explicó que a pesar del convulso entorno internacional, República Dominicana proyecta crecer 5% del producto interno bruto, el mayor de América.

La noticia provocó un aplauso de los participantes del Consejo. Valdez Albizu continuó su exposición señalando que los bajos precios del petróleo y el aumento de los precios del oro en los mercados internacionales han ayudado a compensar lo negativo del entorno externo.

La proyección de crecimiento de la economía mundial es de apenas un 3%, siendo mucho peor en América Latina, donde apenas se proyecta un crecimiento de 0.2%, y en medio de ese entorno República Dominicana se erige con un crecimiento de un 5% de su PIB.

Otro de los elementos citados por el Gobernador del Banco Central fue la liberación de más de 34 mil millones de pesos del encaje legal de la banca como forma de mantener el crecimiento de la economía.

Pasados más de 30 minutos de exposición, el presidente Medina aun continuaba escuchando con atención a Valdez Albizu, al igual que los demás integrantes del Consejo Nacional de Competitividad. Mirando hacia los empresarios, el funcionario detalló que de esos RD$34 mil millones, RD$6,219 millones fueron destinados al comercio y las pymes, RD$5,082 millones a la manufactura y RD$4,272 millones a la agropecuaria.

“Yo tengo la lista de todos los que tomaron prestado”, dijo al referirse al comercio y las pymes. “Aquí todo el mundo ha picado. Lo que pasa es que se quedan callados protestando. Todo el mundo le ha marchado a esos RD$34 mil millones y eso es lo que ha sostenido el crecimiento de la economía”.

Ruta marítima

Cuando le tocó el turno al Ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado, informó que en noviembre se abrirá una ruta marítima hacia Curazao, con un barco con capacidad de 40 contenedores y 40 pies cada uno, que hará el recorrido en 48 horas y de ahí la mercancía podrá ser llevada a Aruba y Bonaire.

Recordó que en la actualidad ese tipo de comercio se hace vía Miami, lo que afecta la competitividad de la industria local.

Vargas Maldonado manifestó que la Cancillería dominicana ha priorizado la agenda comercial.

La electricidad

El vicepresidente de la CDEEE, Rubén Bichara, también rindió su informe, en el que destacó como el cambio de matriz de la generación eléctrica ha ayudado a abaratar la producción y reducir el subsidio. El funcionario ratificó que la entrada de las plantas Punta Catalina representará un ahorro de unos 450 millones de dólares a ese subsidio.